¿De dónde se obtiene el Factor de Transferencia?

Facinvite_Blog_003.jpg

Fuentes y beneficios de los distintos tipos de Factor de Transferencia.

   A partir de la década de 1940, el Dr. H.S. Lawrence descubrió que era posible transferir la inmunidad contra un antígeno específico: bacteria, virus, parásitos, hongos o alérgenos, de un individuo a otro, administrando un extracto de leucocitos de un donador inmune a un receptor no experimentado. Luego a medida que la ciencia ha desarrollado procesos más sofisticados ha logrado comprobar la efectividad universal de este proceso bautizado como ‘Factor de Transferencia’ a pesar de las diferencias entre las especies de donador y receptor.

   De hecho, combinar factores de transferencia de distintas especies, en este caso el de una especie más en conjunción con el sistema inmunológico del humano se traduce en la generación de una variedad más amplia de información acerca de los microbios que pueden comprometer la salud, aumentando la efectividad y respuesta del sistema inmunológico, manteniendo su balance y óptimo funcionamiento.

   Así, la investigación de los efectos clínicos a partir del Factor de Transferencia del calostro bovino comenzó a finales de la década de los 80’s. Éste se extrae del dializado de leucocitos bovinos lisados, de aquellos bovinos que han sido expuestos a ciertos patógenos, permitiendo que las células de memoria que previamente han identificado y tipificado amenazas en un organismo sean transferidas de manera natural a través del calostro. 

   El calostro bovino es un fluido previo a la leche y producido durante los primeros días posteriores al parto por las glándulas mamarias, de esta forma, se transfieren las células de memoria que fortalecen el sistema inmune y que permiten la sobrevivencia y evolución de una especie, tanto en humanos como en mamíferos, en este caso en la vaca, donde su acción es efectiva en tratamiento de infecciones bacterianas y virales, así como para la salud gastrointestinal o donde exista una deficiencia en el sistema inmune.

Por su parte, el calostro aviar se trata de una transferencia pasiva de inmunidad de las gallinas hacia sus polluelos. Este mecanismo de supervivencia inicia desde que el huevo aún está en el ovario y la inmunidad se transfiere desde la circulación sanguínea de la gallina hacia el saco vitelino, luego que el huevo ha sido fertilizado pasa a través del oviducto donde nuevamente recibe inmunoglobinas, finalmente a los 7 días del proceso embrionario, la inmunidad contenida en el saco vitelino es transferida a la circulación del embrión.

En este caso el Factor de Transferencia es extraído de la yema del huevo, partiendo de gallinas que ya han sido expuestas a patógenos para crear inmunidad. Ambos procesos comparten el mismo principio activo en el que se basa el Factor de Transferencia de FACINVITE©, con una gran diferencia: la sustancia que contiene la formula original de FACINVITE© se obtiene a partir del ‘Crocodillin’ un péptido que se aísla de la sangre del Cocodrilo de Morelet o Cocodrilo Mexicano.

¿Y cómo actúa el Crocodillin? La inmunidad del Cocodrilo Mexicano, resulta especialmente privilegiada, al actuar como un asesino efectivo de toda clase de bacterias que suelen ser resistentes a la penicilina, resultando en un poderoso antibiótico natural que además no es agresivo con las células sanas que no presentan algún tipo de afectación, lo cual lo vuelve el método más efectivo e idóneo para el combate de antígenos que pueden comprometer el sistema inmunológico humano. ¡Sé parte de sus beneficios con la fórmula original de FACINVITE©!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *