Cómo reforzar el sistema inmune de tus pequeños

shutterstock_583571431.jpg

Cuidar el sistema inmune de los pequeños de la casa es un gran reto, ya que siempre se está en busca de los mejores consejos para lograr que los niños no se enfermen frecuentemente y puedan disfrutar de todo lo que les rodea plenamente. 

Quizá la época del año en la que más se registran malestares es en el invierno, aunque, los constantes cambios climáticos requieren que los protejas diariamente de cualquier enfermedad oportunista que pueda debilitar su sistema inmune.

Te compartimos algunos consejos que son elementales para el cuidado de la salud de tus hijos.

 

  •  El uso constante de medicamentos no es una buena idea.

Algunos medicamentos que los doctores les recetan a los pequeños son innecesarios, ya que  pueden llegar a perjudicar su microbiota intestinal y se puede aumentar el riesgo de que padezcan patologías inmunes como enfermedades respiratorias, obesidad e inflamación intestinal. Usar antibióticos frecuentemente hace a los virus invulnerable. Asimismo, se pueden llegar a presentar síntomas secundarios como alergias o dolor de estómago. En algunos casos es mejore curarlos con remedios naturales.

  •  Los probióticos son esenciales en su alimentación.

Deben de consumir probióticos de preferencia sin azúcar como yogurts o queso; estos productos contienen grandes beneficios para que los pequeños crezcan sanamente. Además, es importante evitar el uso de azúcares en sus alimentos y remplazarlos por endulzantes naturales como la fruta.

  • Una alimentación nutritiva para los pequeños.

El pescado, la carne y el huevo incluyen proteínas que tienen grasa saludable para el organismo de los pequeños. Las vitaminas y minerales son el complemento ideal para reforzar su sistema inmune.

  • El sueño es elemental.

Los niños necesitan dormir diariamente entre 10 y 14 horas, ya que tendrán más energía durante el día y además estarán más protegidos contra los microbios.

  • Realizar deportes al aire libre es lo mejor.

La vitamina D se encuentra en el sol y fortalece el calcio en los huesos de los pequeños. Por otro lado, cuando no poseen los niveles adecuados de vitamina D pueden llegar a tener enfermedades autoinmunes y congestiones intestinales.

 

Finalmente, lo mejor es contar con un buen pediatra que revise constantemente la salud de los pequeños y les recete lo que realmente requieren para crecer sanamente. Además, puedes fortalecer los hábitos saludables de tus hijos con nuestro Factor de Transferencia Facinvite, el cual está diseñado para reforzar su sistema inmune y protegerlos al máximo de la vida diaria. ¡Somos el mejor aliado para tu salud! 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *