PSORIASIS 

La Psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que es generalmente fácil de identificar cuando se encuentra en alguna de sus tres típicas presentaciones: la psoriasis eruptiva (también llamada gutata), pustular y tipo placa. 

La psoriasis más común es la tipo placa en donde se presentan lesiones rojas, nítidamente definidas y cubiertas con escamas plateadas. Aunque éstas lesiones pueden presentarse en cualquier parte, deben examinarse cuero cabelludo, codos, rodillas, palmas de las manos, plantas de los pies y uñas. 

 

El raspado de las lesiones tipo placa presenta tres signos característicos:

 

1.    Signo de la mancha de cera en donde se desprenden multitud de escamas similares a la cera de una vela al momento de raspar la lesión. 

 

2.    Fenómeno de la membrana epidérmica o membrana de Duncan-Dulckley: tras desprenderse las escamas, aparece una película transparente que recibe este nombre. 

 

3.    Signo del rocío sangrante o signo de Auspitz: al desprender la membrana de Duncan-Dulckley, aparecen petequias a consecuencia del daño vascular de las papilas dérmicas, por el desprendimiento de la epidermis que las recubre. Este signo no aparece en la psoriasis invertida, ni en la pustulosa. 

 

Actualmente Facinvite se ofrece como un excelente complemento a los tratamientos convencionales, logrando la reducción de la sintomatología presentada, lo que permite reducir con el tiempo la dosis del tratamiento usado, y en algunos casos, se observa la remisión total de los cuadros psoriásicos. 

La dosis adecuada de Facinvite depende tanto del estadio de la enfermedad como de la severidad de la misma, y deberá ser establecida por el médico, ya que en caso contrario, pudieran no presentarse los resultados deseados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *