fbpx

LUPUS

En los pacientes que desarrollan lupus, su sistema inmune se activa y se vuelve contra el mismo huésped, por lo que es considerada una enfermedad autoinmune.

En los Estados Unidos, existe más de un millón de personas que presenta Lupus. Sus síntomas aparecen en una gran variedad de formas, en los cuales la mitad de los casos es letal. El daño aparece en cualquier órgano del cuerpo y puede causar:

 

·      Artritis con inflamación

·      Fatiga

·      Eritema en alas de mariposa en región malar

·      Úlceras orales

·      Foto sensibilidad

·      Serositis (inflamación del tejido alrededor del corazón y pulmón)

·      Osteoporosis

·      Desórdenes renales (proteinuria y destrucción celular)

·      Desórdenes sanguíneos (leucopenia, linfopenia, trombocitopenia, anemia hemolítica)

·      Desórdenes inmunológicos (anticuerpos anti-DNA y anti-Sm) y

·      Títulos de anticuerpos antinucleares anormales.

 

Utilizando técnicas de biología molecular, se han descubierto algunos factores que regulan el sistema inmune, así como mecanismos bioquímicos  por los cuales en el lupus se presenta daño al tejido.

 

También se han identificado algunos genes candidato que parecen estar  involucrados en la aparición de lupus.

 

El nombre de lupus es de origen incierto, proviene del latín Lupus que significa lobo, ya que las lesiones en el rostro de la gente afectada por el Lupus recuerda una mordedura de lobo. Fue hasta 1981 que se le dio el nombre de Lupus Eritematoso Sistémico (LES), que hoy en día, se considera una enfermedad compleja y misteriosa, más que su propio nombre.

 

Estudios realizados en Nueva York, demuestran que el 90% de los pacientes con Lupus son mujeres, las afroamericanas  son tres veces más susceptibles a desarrollar la enfermedad que las de raza blanca.

 

El Lupus se presenta en edades que van de 15 a 40 años durante los picos de fertilidad, por lo que los estrógenos, hormonas sexuales femeninas, se consideran como un factor clave en el desarrollo del Lupus.

 

Los factores ambientales pueden disparar su aparición. Por ejemplo, la luz solar, que exacerba la enfermedad induciendo entre otros factores, la inflamación y alteraciones a nivel renal en algunos pacientes. La prescripción de ciertas drogas, como medicamentos para el corazón y drogas antipsicóticas, pueden causar efectos lupídicos. Los virus y bacterias pueden afectar al sistema inmunológico haciéndolo más susceptible a su desregulación.

<![endif]-->

Los pacientes con Lupus desarrollan entre otros, anticuerpos anti-Sm, los cuales son dirigidos contra el DNA de todas las células, aunque pacientes sanos también tienen este tipo de anticuerpo, con la diferencia de que está dirigido al DNA bacterial, en donde se postula la hipótesis de que, probablemente, en la producción de estos anticuerpos anti-DNA bacterial se dé un cambio y reconozcan el DNA del huésped. Se han encontrado secuencias de aminoácidos del Virus Epstein-Barr (EBV), agente causal de la mononucleosis, que están relacionadas con un anticuerpo anti-Sm en el 30% de pacientes con Lupus.

    

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies